domingo, 23 de abril de 2017

Día del libro: algunos PDF sobre folklore y fusión

Hoy es día del libro, y aunque este blog es sobre música, no literatura, compartiremos material bibliográfico, bastante interesante, estrechamente relacionado con nuestra línea editorial.

Aunque nos interesan los experimentos innovadores no dejamos de homenajear a los grandes folkloristas, en partícular si se trata de creadores con estilo propio, tales como el maestro Simón Díaz. 

En este caso se trata de una compilación de la obra musical del Tío Simón, dirigida especialmente a los músicos, ya que contiene gran parte de sus partituras. Lo puedes bajar aquí.

¿Y que tal si hablamos de un género típico de Argentina (también Uruguay) caracterizado por ser urbano, mas no rural?. Puedes también descargar un libro sobre el Tango, el cual resulta tan entretenido como provechoso, a través del siguiente enlace.

Por último, no se trata exactamente de un libro, sino de una publicación periódica. Un número del Correo de la UNESCO que data de 1991, cuyo contenido, sin embargo, no tiene desperdicio. Jazz de Camerún y Rock de la extinta Unión Soviética aparecen en un número especial dedicado a las músicas del mundo. Si te interesa, que es lo más seguro, puedes hacer click aquí y obtenerlo en formato PDF.

Esperamos disfrutes el material que te estamos suministrando ¡Feliz día del libro!


lunes, 10 de abril de 2017

Nzila resucita el afrobeat

El próximo Domingo 16 de abril no sólo finaliza la Semana Santa. La agrupación caraqueña Nzila Afrobeat Project se estará presentando en la Librería Lugar Común (Altamira, Caracas) a eso de las 4pm. Sucederá en pleno Domingo de resurrección, mientras queman a Judas en diversas poblaciones venezolanas.

Esperamos que la música nos sirva para descansar de tanta crisis política...




viernes, 7 de abril de 2017

Birra con Casabe: Los Tercios y Los Naiboa en concierto (Marzo 30, Teatro FEC)

Fotos: Pisirila

¿Son Los Tercios una banda de rock? Instrumentalmente no lo son. No hay sonidos eléctricos, ni tambores de batería retumbando con sus decibelios. Pero en cambio, hay una rebeldía, casi sacrílega, que se supone buscamos en las mejores agrupaciones del género. En contraposición, tenemos bandas que usan guitarra, bajo y batería, pero son de lo más inofensivas.

Los Tercios tienen la conformación típica de ciertos ensambles académicos experimentales, pero no son los auditorios, sino la calle, su espacio habitual. Pese a tener un esquema de contrabajo, cuatro y flauta, cuentan también con una voz en ocasiones metalera y unas letras jocosas, pero bastante ácidas. 

 A sus influencias folklóricas hay que agregar sus experimentos con estilos como el funk o el rock alternativo, sin necesidad de agregar instrumentos como la guitarra eléctrica. El cuatro acompañante, ejecutado por Alexis Silvera, es más que suficiente para esos menesteres.


Durante su presentación en el Teatro FEC de Parque Central (Caracas) Los Tercios mostraron un espectáculo lleno de elementos conocidos por todos, como la música folklórica, pero con un enfoque diferente. Su virtuosismo es envidiable, digno de una orquesta sinfónica, pero a ellos les sale mejor la improvisación que la rigidez de las partituras. Tienen mucho respeto por géneros folklóricos como el joropo o el golpe larense, pero asumen sus orígenes caraqueños, no pretenden ser de otra parte.

No obstante, todos esos elementos se pueden percibir con tan sólo escuchar los mp3 de esta agrupación, así como visualizando sus videos en youtube. Hay un elemento adicional, que es el elemento teatral. Todos los miembros son partícipes de una comedia en la cual brilla el humor nihilista. Es en ese tipo de humor, inspirado en hechos sociales como la devaluación o las catástrofes ambientales, pero sin intención alguna de adoctrinar, donde entra el elemento “punk”.

La puesta en escena de Los Tercios no requiere de más recursos que la presencia de los músicos y sus instrumentos. La flauta de Moisés Galué, se convierte, repentinamente, en el manubrio de una motocicleta o en la escopeta de un lancero paecista el cual nos recuerda, musicalmente, y adrede, a la canción “The Trooper” de Iron Maiden. Si la canción trata sobre la devaluación, los billetes de 2 bs caen como lluvia.


Cabe destacar que para este evento Los Tercios tocó totalmente desenchufado, no sólo por usar instrumentos acústicos, sino porque no usaron micrófonos ni ningún dispositivo para amplificar el sonido. Es posible que el auditorio se haya adaptado, por su resonancia y tamaño, a este tipo de presentación. De todas maneras, tienen el aval de haber hecho improvisadas sesiones callejeras mostrando su trabajo incluso en las busetas de la capital.

En una escena donde abunda el desfasado indie-rock, y donde lo mejor de la fusión suele estar dirigido a un público poco masivo, Los Tercios se muestran como exponentes de una música venezolana alternativa que quizás, por fin, comienza a surgir.

El joropunk también se come con casabe

Armando González contrabajista de Los Tercios, presentó previamente su proyecto paralelo Los Naiboa, con la cantante, actriz y cuatrista Eckaterina Guerra. En esta propuesta se maneja también el uso de recursos teatrales, pero eso sí, con menos orientación a la comicidad, y con predominio de lo actoral sobre lo musical.

Las composiciones de Los Naiboa, con líricas más existenciales, también muestran una nueva visión de la música venezolana. Pese a la utilización de compases propios de ritmos como el joropo, las melodías y las estructuras musicales provienen, sin duda, de la música rock. La guitarra de Armando se adapta al género, pero incorporando técnicas y escalas propias de estilos como el blues.


La propuesta de Los Naiboa es tan prometedora como Los Tercios, con sus diferencias, conserva ese espíritu renovador de la música venezolana, aunque sería interesante escucharlos con más instrumentos.

martes, 28 de marzo de 2017

Los Tercios presenta: Noches de Joropunk. Teatro FEC (Marzo 30, 2017)



No crean que escucharán canciones ramoneras con cuatro y maraca. Los Tercios, segunda banda venezolana en la historia en asumirse como joropunk, tiene toda la irreverencia propia del rock anárquico, no obstante, prescinde de todos los clichés del género punk-rock.

Al igual que La Rotunda, Los Tercios hacen una reinterpretación urbana de la música folclórica. Admiran a muchos artistas, no separan la música tradicional del rock o la música sinfónica. Pero son los sonidos (y las historias) de Caracas su fuente de inspiración. 

Así como Iggy Pop se inspiró en el ruido de las fábricas de Detroit, Los Tercios, agrupación cuya música suena dónde sea, haya o no haya electricidad, se inspiran en los sonidos de las busetas, el ruido de los mototaxistas y también en el canto de las guacamayas que surcan, de vez en cuando, los cielos de la capital.

Tras casi una década de estreno formal del género, el joropunk se muestra como algo más que un cruce entre Sex Pistols y El Carrao de Palmarito. Es el nuevo sonido urbano de Venezuela. Puede ser académico, pero se pule en la calle. Puede tener técnica, pero le da más importancia a la canción que a los solos. Un sonido moderno, mas no elitista. 

Si quieren saber como suenan Los Tercios haciendo algo más que darle “play” a sus videos de youtube, podrán verlos en vivo este jueves 30 de Marzo en el Teatro FEC, sótano 1 de la Torre Oeste de Parque Central. Estarán acompañados por Los Naiboa, proyecto paralelo de Armando, el contrabajista.

Una opción entretenida, mientras La Rotunda graba  disco, El Llanero Eléctrico (que no es “punk” pero es “pana”) gira por Colombia y esperamos que nuestra amiga Yva siga mejorando y siga haciendo lo suyo en Norteamérica.

Importante: lo mejor depositar el costo de la entrada antes del evento si quieren evitarse el engorroso proceso de cancelar en efectivo en la taquilla. Para más información, 04129547726.



sábado, 11 de marzo de 2017

Concierto Arte En Cada Rincón. Las Hermanas Fiallo

Las Hermanas Fiallo (Arcelys violín y Verónica maracas)  dos jóvenes promesas de la música popular venezolana toman el Centro Cultural Chacao. Su propuesta consiste en actualizar clásicos de la música tradicional como  El Alma llanera, Moliendo Café o Caballo Viejo con su energía y carisma. Danza, músicos invitados y muchas sorpresas garantizarán un espectáculo inolvidable.


sábado, 25 de febrero de 2017

Iván Loscher: un promotor de la fusión


Fallecido el pasado 22 de febrero, fue más que la voz de canales como HBO o el Banco Santander. Fue un ícono del rock venezolano, pese a nunca haber cantado o tocado algún instrumento. Su aporte fue significativo en otras tendencias, como la electrónica y la fusión venezolana.




Hablar de Iván Loscher es hablar de un personaje multifacético. Inició su carrera en plena época de la contracultura hippie, convirtiéndose en uno de sus promotores en el país, al menos en materia musical. Pese a ello, Loscher supo evolucionar, adaptarse a las épocas, aun cuando no se sintiera conforme con los sonidos del momento.

Cabe agregar además que Iván Loscher tenía otros intereses aparte de la música y la radio, publicando libros donde dio rienda suelta a sus inquietudes literarias y hasta políticas. En este último aspecto, se mantuvo un poco al margen durante los últimos años. Su paso por la Escuela de filosofía de la UCV es más importante de los que muchos creen: Loscher no sólo dominaba las técnicas de locución, siempre tenía algo interesante qué decir.

En el medio, junto a otras voces de la contracultura local.
En el caso específico de este blog, siempre lo recordaremos por su relación con otros estilos ajenos al rock, e incluso, por su papel en la difusión de la fusión venezolana.

En los años 70 contribuyó a divulgar la música de talentos como Vytas Brenner, algo común, sin embargo, entre los locutores de la contracultura rock local de la época.

Años después se enamoraría de la salsa, gracias a un entonces desconocido César Miguel Rondón, con quién tuvo luego el programa “rock en salsa”, contribuyendo a difundir los clásicos de un género que más nunca fue el mismo.

Su último gran aporte ocurrió hace más de una década, cuando produjo, junto al también locutor David Rondón, el compilado Simón Díaz Remixes, con versiones electrónicas del cantautor venezolano, fallecido, casualmente, un mes de febrero, pero de 2014.

Con David Rondón
Este compilado incluyó, sobretodo, aportes de músicos y Dj´s reconocidos dentro de la movida local. Obvió algunos temas clave del repertorio de Tío Simón y redundó en otros. Pero fue un trabajo serio, bien presentado, sin oportunismos. Salió en 2005, el año de la “Ley Resorte” y el mal llamado “neofolklore”, pero tenía dos años en producción

Previamente Iván Loscher se había acercado a David Rondón gracias al programa Radio Scratch, un espacio no sólo radial, sino también televisivo, dedicado a géneros como el techno, el trip hop o el drum´n´n bass. Para ese momento la música electrónica ya tenía unas cuántas décadas de historia, pero estaba viviendo un momento de esplendor y masificación comparable, quizá, a la que vivió el rock en los años ´60 y ´70.


Tío Simón en puki puki 

Que sirva entonces este escrito como homenaje a quién, entre otras cosas, promovió géneros como el rock, la salsa y el techno en su época de oro, y además, contribuyó a difundir la fusión venezolana.


viernes, 3 de febrero de 2017

El día que murió la música...¡y nació la leyenda!


Ritchie Valens

Se conmemoran 58 años de " El día que murió la música ", desafortunada fecha en la cual tres leyendas del rock´n´roll, Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens fallecieron en un accidente de aviación.


Para la fecha, el rock´n´roll se había convertido en una revolución, gracias al impulso de estrellas como Elvis Presley, Little Richard o Chuck Berry. Era más que el género de moda. Era la música de una generación que cuestionaba a sus mayores, el segundo terremoto masivo del siglo XX desde el jazz, y sobretodo, una tendencia que hermanaba estilos antagónicos desde el punto de vista racial: el country blanco y el blues negro.

De aquéllos tres muertos " El día que murió la música " la mayoría recuerda, sobretodo en latinoamérica, a Ritchie Valens (Ricardo Valenzuela) estadounidense de origen mexicano que llegó un poco más lejos con su propuesta, y lo hizo con una carrera de apenas ocho meses.

Titular notificando el fatídico suceso


Para empezar, su archiconocido tema La bamba es quizá el primer tema de rock en español que se masificó, y uno de los pocos que ha trascendido las barreras del idioma. Pero además, La bamba es una versión de un tema folklórico típico de la región mexicana de Veracruz, un son jarocho, que se asemeja, por cierto, a estilos como el joropo venezolano o la chacarera argentina. 

Lo que han hecho músicos venezolanos (algunos bien, algunos mal) al tomar canciones populares compuestas a ritmo de 6/8 y recreandolas en compases de 4/4, lo hizo Ritchie Valens con una canción tradicional de sus ancestros. 

Pero además, Ritchie Valens hizo otro tipo de experimentaciones con temas menos conocidos por el gran público. El tema instrumental Malagueña, por ejemplo, se inspira en el flamenco, cambiando la guitarra española por un instrumento eléctrico, añadiendo un efecto de reverb que sería muy popular en la década siguiente, sobretodo en el género surf.

Hoy conmemoramos " El día que murió la música " compartiendo esta pieza del genial Ritchie Valens, quién para el momento de su deceso contaba apenas con 17 años de edad.