miércoles, 30 de agosto de 2017

Dos Visiones actuales de la música llanera (Bogotá, 31 de Agosto)

Los sonidos del Llano en su máxima expresión tendrán lugar este 1 de septiembre en el Toque Colón Raíz con Walter Silva y Palo Cruza'o. Pero antes de su concierto, los invitamos a la Sala Mallarino a un conversatorio sobre las diferencias entre las dos agrupaciones y la música llanera en la actualidad. 

Lucía Ibáñez, moderadora del conversatorio, resume el evento enunciando: "Así como cambian las llanuras y los oficios, cambia la música que las cuenta. ¿Cómo suenan las músicas llaneras hoy que el ganado se transporta en camiones y no en largas caminatas?"
¡Un encuentro imperdible con unos de los más grandes exponentes del folclor llanero

Con información de http://teatrocolon.gov.co

sábado, 26 de agosto de 2017

Concierto Ladosis #47 (Agosto 27, 2017)


Tres propuestas musicales que muestran, desde distintas perspectivas, la fusión entre lo nuevo y lo tradicional. El costo de la entrada es a beneficio del maestro Gerry Weil, quién se encuentra en delicado estado de salud. Más información en la web de la revista LaDósis.

viernes, 11 de agosto de 2017

Regreso en tiempos de crisis


Tenemos casi dos meses sin actualizar este blog. Más allá de nuestras actividades laborales, hemos sido influenciados, de manera negativa, por la situación del país. La actividad cultural no ha cesado. Hay conciertos, presentaciones. Pero ¿qué tan motivador puede ser hacer reseñas o entrevistas sobre música mientras a unas cuántas cuadras ocurren hechos violentos, asociados a protestas y represion gubernamental?

No podemos ser indiferentes. Tampoco podemos ser imparciales. ¿De dónde viene el dinero usado por el Estado que patrocina eventos culturales gratuitos, queriendo aparentar una normalidad que no existe sino en el centro de Caracas?¿Tenemos todos el dinero para apoyar el "talento nacional" en locales y teatros o preferimos quedarnos en nuestra casa, a salvo del hampa,  y guardar ese dinero para comprar alimentos?

Es bueno que sepan que este "Colectivo" dejó de ser hace tiempo una federación de bandas, y no sólo porque se redefinió como una "plataforma de divulgación". Algunos de sus antiguos miembros se encuentran (forzosamente) dispersos por el mundo, sin formar siquiera parte de alguna banda. Nunca excluimos a nadie por motivos ideológicos, pero es bueno recalcar que nunca fuimos esa clase de "colectivos" paramilitares que tan mala fama le han dado a la palabra.

En estos meses han ocurrido cosas interesantes que merecen su espacio. Lo principal es una suerte de coalición internacional llamada Joropo Alternativo, conformada por agrupaciones de Venezuela y Colombia, caracterizadas por mezclar la música llanera con ritmos como el hip hop, el rock, el pop o la electrónica. En el caso de Venezuela están involucrados grupos como La Rotunda así como el proyecto Llanero Eléctrico, liderizado por Germain Coronado, ex cantante de Toberías.

La plataforma conocida como Joropo Alternativo puede ser localizada, por ahora, en facebook . Allí se puede encontrar información sobre las bandas, y también, ocasionalmente, ver videos históricos, con los pioneros del género. En la música, al igual que en otros aspectos de la vida, colombianos y venezolanos nos apoyamos mutuamente. Un apoyo que abarca además otras latitudes, como pueden ver en este video del grupo neogranadino Canapiare.

No podemos terminar este post manifestando nuestra solidaridad con un colega músico quién está actualmente preso y bajo tortura, por cometer el crímen de manifestar sin palabras, usando sus notas musicales. Nadie debe aplaudir la violación de derechos humanos fundamentales en nombre de una causa política. Se trata del violinista Wuilly Arteaga. También aprovechamos de llamar a colaborar con el músico austríaco (venezolano por adopción) Gerry Weil, quién se encuentra actualmente en un estado de salud delicado.







miércoles, 21 de junio de 2017

Emilio Mendoza Presenta sus "Tormentas" en Tenerife



En San Cristóbal de La Laguna, cerca de Santa Cruz de Tenerife, se presentará Emilio Mendoza el jueves 22 de junio en el famoso local Jóspital. Esta es la segunda gira en las Islas Canarias que realiza el ejecutante y compositor de la "guitarra venezolana", como se designa nuestro músico más conocido por su grupo Ozono Jazz y miembro del colectivo Rey Zamuro. El evento se llama "Tormentas en Silencio" y el llamativo afiche muestra a Emilio tocando su guitarra en una montaña con vista lejana al mar con plena tormenta en formación.

 –Es muy extraño que llueva en estas islas– 

Aclara el Dr. Mendoza, académico además de la Universidad Simón Bolívar,

 –Esta foto me la tomó el polaco Tomek Baczkowski en octubre del año pasado a pocas horas de partir, porque se volvió loco con las nubes que nunca se ven en Tenerife. Me grabó la pieza Desamores allí mismo en vivo y tres meses más tarde tenía un video extraordinario utilizando el baile de las nubes aceleradas al ritmo de la música. Lo pueden ver en la página ozonojazz.com, es sorprendente lo que hizo y de una belleza visual muy especial .

 Esa pieza, Desamores, así como otros "joroponovos" de su repertorio con Ozono Jazz como Encanto al estilo arpeado y la famosa Espirales al estilo bandoleado, es lo que denomina Emilio como la "guitarra venezolana."

 –Es lograr que la guitarra suene como un arpa llanera o tuyera– aclara Emilio, –al tocar con arpegios rápidos con muchas cuerdas al aire, escogiendo bien la tonalidad de la pieza de acuerdo a las cuerdas que le dan la sonoridad de arpa. En el otro estilo, el bandoleado,– explica el guitarrista –utilizo la técnica del "jalao" de la bandola de Barinas de Anselmo López, con un pléctro y el dedo medio "engarrotao". 

Nos aclara Emilio desde Alemania, donde realiza una investigación sobre la abstracción en la Música Visual en el instituto ZKM de Karlsruhe, antes de partir a Tenerife, que el nombre "Tormentas en Silencio" desea expresar sutilmente, sin amarillismo mediático, nuestra situación actual de extrema violencia, que se mantiene censurada, tapada, fuera de las redes, y pocas veces salta a los medios internacionales. Como si a nadie le interesara que nos estamos matando y ahogando en una sociedad completamente en estado de descomposición. Va a estrenar una pieza dentro de este tema agudo de nuestra realidad que se llama Esperanzas-2015. Al preguntarle de qué se trata, Emilio explica: 

–Fue compuesta al regresar de la marcha del 12 de febrero, 2014, en Caracas, cuando mataron a Bassil Dacosta. Me senté con la guitarra todo machucado y sucio al llegar a la casa y salió enterita. No obstante, el proceso de composición siempre exige cambios y ajustes a la forma, las proporciones, a las partes, y la terminé el 6 de diciembre, 2015, justo media hora antes de que el CNE diera los resultados de la elección para la nueva Asamblea. Fue un momento emocionante porque llevabamos mucho tiempo sin ningún indicio, y todavía, ojo, que nos asome que la situación pueda mejorar. Esa noche fue especial para un gran número de venezolanos porque tuvimos la sensación de esperanza, de que un cambio iba a venir. Poco sabíamos lo que todavía nos tocaría aguantar... En la partitura escribí un resumen:

 Después de escasez, inflación, colas y desesperación, marchas, barricadas, ataques, represión, violencia, estudiantes presos, censura, mentiras, muertos... aún existe un estado de expectativa positiva, de aire fresco, una sonrisa con mirada fija, una posibilidad incrédula, una esperanza: es cuestión de tiempo.

 Emilio añade que no quiere salir aleteando una bandera tricolor como lo hace la mayoría de los artistas. Él critica duramente a este sector porque indica que al hacerse una afirmación política en los medios, casi todos los artistas tienen la mitad de intención de ganar puntos mediáticos en promoción, incluso muchas veces coordinándose con campañas de promoción de algún sencillo o estreno de videos. Utilizan el poder de impacto de la situación para hacerse publicidad.

 ¿Qué va a hacer Emilio Mendoza después del concierto? 

–Tengo una ponencia en el congreso de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular, la IASPM, en Kassel. Se trata sobre los Beatles y su video experimental Magical Mystery Tour, que ha sido rechazado constantemente como lo peor que hicieron hace 50 años. Claro, lo pusieron en televisión en blanco y negro cuando era un poema abstracto de colores....

Escucha el podcast que grabamos sobre Emilio Mendoza y su Ozono Jazz

domingo, 23 de abril de 2017

Día del libro: algunos PDF sobre folklore y fusión

Hoy es día del libro, y aunque este blog es sobre música, no literatura, compartiremos material bibliográfico, bastante interesante, estrechamente relacionado con nuestra línea editorial.

Aunque nos interesan los experimentos innovadores no dejamos de homenajear a los grandes folkloristas, en partícular si se trata de creadores con estilo propio, tales como el maestro Simón Díaz. 

En este caso se trata de una compilación de la obra musical del Tío Simón, dirigida especialmente a los músicos, ya que contiene gran parte de sus partituras. Lo puedes bajar aquí.

¿Y que tal si hablamos de un género típico de Argentina (también Uruguay) caracterizado por ser urbano, mas no rural?. Puedes también descargar un libro sobre el Tango, el cual resulta tan entretenido como provechoso, a través del siguiente enlace.

Por último, no se trata exactamente de un libro, sino de una publicación periódica. Un número del Correo de la UNESCO que data de 1991, cuyo contenido, sin embargo, no tiene desperdicio. Jazz de Camerún y Rock de la extinta Unión Soviética aparecen en un número especial dedicado a las músicas del mundo. Si te interesa, que es lo más seguro, puedes hacer click aquí y obtenerlo en formato PDF.

Esperamos disfrutes el material que te estamos suministrando ¡Feliz día del libro!


lunes, 10 de abril de 2017

Nzila resucita el afrobeat

El próximo Domingo 16 de abril no sólo finaliza la Semana Santa. La agrupación caraqueña Nzila Afrobeat Project se estará presentando en la Librería Lugar Común (Altamira, Caracas) a eso de las 4pm. Sucederá en pleno Domingo de resurrección, mientras queman a Judas en diversas poblaciones venezolanas.

Esperamos que la música nos sirva para descansar de tanta crisis política...




viernes, 7 de abril de 2017

Birra con Casabe: Los Tercios y Los Naiboa en concierto (Marzo 30, Teatro FEC)

Fotos: Pisirila

¿Son Los Tercios una banda de rock? Instrumentalmente no lo son. No hay sonidos eléctricos, ni tambores de batería retumbando con sus decibelios. Pero en cambio, hay una rebeldía, casi sacrílega, que se supone buscamos en las mejores agrupaciones del género. En contraposición, tenemos bandas que usan guitarra, bajo y batería, pero son de lo más inofensivas.

Los Tercios tienen la conformación típica de ciertos ensambles académicos experimentales, pero no son los auditorios, sino la calle, su espacio habitual. Pese a tener un esquema de contrabajo, cuatro y flauta, cuentan también con una voz en ocasiones metalera y unas letras jocosas, pero bastante ácidas. 

 A sus influencias folklóricas hay que agregar sus experimentos con estilos como el funk o el rock alternativo, sin necesidad de agregar instrumentos como la guitarra eléctrica. El cuatro acompañante, ejecutado por Alexis Silvera, es más que suficiente para esos menesteres.


Durante su presentación en el Teatro FEC de Parque Central (Caracas) Los Tercios mostraron un espectáculo lleno de elementos conocidos por todos, como la música folklórica, pero con un enfoque diferente. Su virtuosismo es envidiable, digno de una orquesta sinfónica, pero a ellos les sale mejor la improvisación que la rigidez de las partituras. Tienen mucho respeto por géneros folklóricos como el joropo o el golpe larense, pero asumen sus orígenes caraqueños, no pretenden ser de otra parte.

No obstante, todos esos elementos se pueden percibir con tan sólo escuchar los mp3 de esta agrupación, así como visualizando sus videos en youtube. Hay un elemento adicional, que es el elemento teatral. Todos los miembros son partícipes de una comedia en la cual brilla el humor nihilista. Es en ese tipo de humor, inspirado en hechos sociales como la devaluación o las catástrofes ambientales, pero sin intención alguna de adoctrinar, donde entra el elemento “punk”.

La puesta en escena de Los Tercios no requiere de más recursos que la presencia de los músicos y sus instrumentos. La flauta de Moisés Galué, se convierte, repentinamente, en el manubrio de una motocicleta o en la escopeta de un lancero paecista el cual nos recuerda, musicalmente, y adrede, a la canción “The Trooper” de Iron Maiden. Si la canción trata sobre la devaluación, los billetes de 2 bs caen como lluvia.


Cabe destacar que para este evento Los Tercios tocó totalmente desenchufado, no sólo por usar instrumentos acústicos, sino porque no usaron micrófonos ni ningún dispositivo para amplificar el sonido. Es posible que el auditorio se haya adaptado, por su resonancia y tamaño, a este tipo de presentación. De todas maneras, tienen el aval de haber hecho improvisadas sesiones callejeras mostrando su trabajo incluso en las busetas de la capital.

En una escena donde abunda el desfasado indie-rock, y donde lo mejor de la fusión suele estar dirigido a un público poco masivo, Los Tercios se muestran como exponentes de una música venezolana alternativa que quizás, por fin, comienza a surgir.

El joropunk también se come con casabe

Armando González contrabajista de Los Tercios, presentó previamente su proyecto paralelo Los Naiboa, con la cantante, actriz y cuatrista Eckaterina Guerra. En esta propuesta se maneja también el uso de recursos teatrales, pero eso sí, con menos orientación a la comicidad, y con predominio de lo actoral sobre lo musical.

Las composiciones de Los Naiboa, con líricas más existenciales, también muestran una nueva visión de la música venezolana. Pese a la utilización de compases propios de ritmos como el joropo, las melodías y las estructuras musicales provienen, sin duda, de la música rock. La guitarra de Armando se adapta al género, pero incorporando técnicas y escalas propias de estilos como el blues.


La propuesta de Los Naiboa es tan prometedora como Los Tercios, con sus diferencias, conserva ese espíritu renovador de la música venezolana, aunque sería interesante escucharlos con más instrumentos.